martes, 7 de febrero de 2017

Salir del cole


Rodeada de goles que se cuelan entre las cazadoras tiradas en el suelo, carreras descontroladas por el hambre de libertad y unos cuantos cónclaves de padres y madres que se dispersan por el patio, estoy yo. Mirando de reojo a una niña que me recuerda tanto a mí que me deja anclada al suelo. Y por un momento me parece que puedo tirar la moneda otra vez, que el juego comienza ahora, todo entero, desde el principio... No escucho al tiempo que me canta al oído: corre, corre...que te pillo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada